Categorías
Artículos

Una prótesis capaz de imitar el movimiento de una mano

La mano humana cuenta de 27 huesos y hace movimientos de una complejidad extraordinaria, ahí la famosa oposición del pulgar a los demás dedos.
Las prótesis de manos disponibles solo se parecen a una mano falta de poder de reproducir los movimientos sutiles. Existen notables realizaciones de manos artificiales, pero no son prótesis que fuesen posibles de implantar en un brazo para reemplazar una mano amputada. Las técnicas evolucionan.

Paul Chappell, de la Universidad de Southampton en Inglaterra, ha concebido una prótesis de una mano accionada por seis conjuntos de motores, de manera que cada uno de sus cinco dedos  puedan desplazarse independientemente de los otros.
Lo que le permite hacer movimientos y coger los objetos como una verdadera mano humana.

Llamada  Remedi-Hand de Southampton, la nueva mano puede estar unida a los músculos del brazo a través de una unidad microelectrónica de tratamiento y manejada por pequeñas contracciones de los músculos para desplazar el puño.

Según Chappell, esta puede coger una bola, oponer el pulgar y el índice para pellizcar  o coger una llave, o también enrollar los dedos alrededor de un mango. Con sus colegas de la escuela de electrónica he informática, Cappbell se ha aferrado hasta conseguir una mano ligera.
Este detalle es de una importancia considerable para la mecánica de unión de la prótesis al brazo. La nueva mano pesa 400 gramos, menos que una mano de verdadera que pesa 500 gramos de media.

Los tres dedos del medio son de igual longitud y de igual capacidad de movimiento, el dedo pequeño es una versión más reducida. Están compuestos cada uno de un motor con reductor de velocidad fijado en un dedo de fibra de carbono. La palma es de fibra de carbono.

Ninguno de los otros dedos pueden efectuar los movimientos tan particulares y complejos como el pulgar humano: rotación, flexión, extensión, etc… Ni tampoco oponerse a los demás dedos. Para darle esta aptitud al pulgar de la prótesis, se le ha tenido que poner dos motores, uno para hacerle girar y otro para plegarlo.
” Un verdadero pulgar tiene cinco movimientos diferentes, nosotros solo hemos imitado a dos, lo que ya es notable”.hace como observación Chappell

Una de las dificultades de los miembros artificiales es su insensibilidad a la presión y al contacto, no sienten cuando espachurran el objeto sostenido o al contrario se les escurre. La próxima etapa de la búsqueda consistirá a integrar sensores en la punta de los dedos de la prótesis.

Sito de Remedi-Hand y la mano precedente:
http://www.ecs.soton.ac.uk/research/projects/SH

Mano articulado con pulgar oponente:
http://www.techfak.uni-bielefeld.de/ags/ni/projects/m6setup/hand.html#Actuation

Enviado por: Robotika 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.