Categorías
Artículos

ARDE en la “Fira de la ciencia”

Los pasados días 8, 9 y 10 de mayo se celebro en Ibiza la “Fira de la ciencia de les Illes Balears”, fira en la que participo A.R.D.E. gracias al trabajo y ganas de hacer de la agrupación local de la asociación en la isla. Fueron tres días intensos, de visitas, demostraciones y explicaciones, sobre todo para los más pequeños que quedaban maravillados al ver un velocista correr sobre una línea negra o un bot de laberinto, encontrar la salida, de forma decidida y sin tropezar con ninguna pared.

 

Con una gran asistencia de público, con momentos de aglomeración, con los componentes de A.R.D.E. repartiéndose en las diferentes secciones explicando y mostrando lo que allí se exponía, poniendo a los bots en funcionamiento o dando información mas detallada a quien lo solicitaba, así se pasaron los tres días que duró la feria. Cansancio,  si, pero satisfacción por haber podido enseñar, mostrar al público, lo que se hace, lo que hace A.R.D.E., lo que hacen sus socios.

El trabajo empezó (a parte, claro esta, del trabajo previo hasta llegar allí) montando el están, repartiendo y distribuyendo el material y los elementos de decoración, pista de laberinto y de velocistas, así como una muestra de sensores y actuadores de los que mas se suelen usar en robótica.

 

Los mas jóvenes se interesaban mas por los robots mas espectaculares, como el velocista, que les asombraba al tomar las curvas a toda velocidad, pero como no, también por un robosapiens que se expuso como muestra de robots comerciales, o por el moway encerrado en su corralito y sacando de el cualquier intruso que se atreviera a entrar. El público quedaba encandilado viendo como un robot era capaz de salir de un laberinto, sin chocar, centradito en las casillas, iba y venia de un lado a otro ¿y como lo hace? ¿Por qué no choca? ¿Cómo sabe el camino que debe tomar?

El mini tarribot sirvió para mostrar tanto a docentes como interesados en iniciarse, una forma sencilla de hacer robots, robots sencillos pero prácticos y educativos. 

 

 

 

La anécdota fue la Mariquita, una pieza de latón, totalmente mecánica que daba vueltas sobre una superficie sin caerse al suelo y que encandilaba a los más pequeñines y extrañaba a los mayores al no llegar a descubrir el mecanismo que le libraba de las caídas.

En resumen, tres días intensos de exposición y trabajo, pero también de satisfacción y ganas de repetir. Felicitar desde aquí a los componentes de la agrupación A.R.D.E. Eivissa y animarles a que sigan con su labor y sus ganas de hacer robots.

 

 

 

 

 

 

 

Por cierto, aquí tenéis al elenco de bots participantes.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.